¿CÓMO ME SIENTO?

Es una pregunta que me han hecho varias personas después de un ataque de pánico que me dió hace poco. Gracias a todos los que se han acercado a mí.

La respuesta no es solo bien o mal. La respuesta es complicada, la respuesta es larga y como dice mi papá: de sus tres hijas yo soy la más complicada, pero la más profunda…aquí les va, les prometo que no es queja.

Después de la noticia del nuevo encerramiento lo primero que hice fue hacer este sonido de tigre wannabe: arrrrggggggggggg. Luego, grité en la almohada. Después, respiré y pensé en lo afortunada que soy por tener salud y no estar en esas estadísticas. Ni mi familia.

Mis emociones en estos últimos meses han sido muy de montaña rusa, pero imagínense una montaña rusa de esas enormes que cuando bajas el estómago se te sube a la garganta. Bueno, así. De las más grandes que hay. Cuando me regulo estoy agotada, tengo sueño y solo quiero estar sola. La depresión empieza a asomarse y a llamarme al hueco negro. Como me pasó hace unos días. Todavía estoy ahí, con los ánimos así pero se que todo es un ciclo y si hago mis tareas de auto regulación lo supero. Yo tengo el poder sobre mi misma.

Me siento triste por los poco empáticos, pero una parte de mi los entiende. Probablemente estén pasando un mal momento también. Yo no creo que a nadie le guste ver a otro sufrir, pero sí creo que es difícil ponerse en los zapatos de los demás. Hay que hacer un gran trabajo de empatía y salirse de la cabeza de uno mismo para pensar en el otro. Eso requiere valentía. Y ahí si podemos estar de acuerdo en que no todo el mundo es valiente. A veces yo no soy valiente.

Yo adoro la naturaleza. Todos los animales me parecen hermosos, aunque sean del grupo de los feos. Me fascina estar cerca del verde y olerlo. Me regulo fácilmente cuando estoy cerca de ella y gracias a la vida, lo estoy. Tengo mucho verde a mi alrededor y solo verlo ya me tranquiliza.

Escribir tambien me tranquiliza.

Seguiré con todas mis técnicas de autorregulación hasta que nos vuelvan a dejar salir a la calle libremente. La libertad es otro lujo que nadie tiene ahora. Eso no es normal. Para mí la libertad es hacer lo que quiero y por mi natural rebeldía que alguien no me deje hacer lo que quiero me frustra. Así que aparte de rabia, tambien esta la frustración. Y la impotencia me lleva a la tristeza y la tristeza hace que me quede metida en el hueco negro con la mente bloqueada.

¿Sabes lo que es estar bloqueada? Es no pensar en nada. Es una especie de meditación pero dañina. Cuando yo me deprimo me meto en mi cama y no hay quien me saque, solo yo misma. Veo por la ventana y no pienso en nada. Las lágrimas salen como un chorro y sin poder controlarlas. No es un sollozo, a veces si, pero usualmente no lo es. Es como un estado meditativo, con lágrimas y total desesperanza. Por lo menos para mi es así. ¡Qué difícil poner en palabras mis peores momentos! Pero yo confío en que todo lo que escribo a alguien le ayuda de una u otra forma. Tal vez si yo escribo de esto, puedes ver que alguien en tu casa esta así. Quien sabe.

Digamos que ahora mismo estoy regulándome todavía. Escribiendo mis emociones y haciendo mis tareas. Tomando el sol desde donde sea que lo agarre…

El día de mi crisis mi esposo me pregunta si yo creo en Dios. Mi respuesta fue “más o menos”. Yo toda mi vida he sido una persona muy espiritual. Yo siempre he creído en Dios, yo sé que esa fuerza existe y sé que hay algo que es lo que hace que el amanecer y el atardecer existan. Hay una inteligencia por ahí que hace que las aves sepan exactamente dónde están sus crias y regresen a ellas. Cuando uno está deprimido, se distorsiona todo, hasta nuestras creencias. Por eso me tomo un momento para escribir lo siguiente.

Querida fuerza divina que estás por ahí:

La verdad no me gusta llamarte Dios porque siento que eso te personifica y no eres una persona, eres una fuerza, eres una inteligencia, eres una energía que une las cosas…o las separas. Eres el bien y eres el mal. Eres lo feo y lo bello. Te quiero decir algo. No soy una sabia para confirmar que nos merecemos esto, pero si puedo decirte y pedirte en la manera de tus posibilidades energéticas que siempre te asomes. No te digo que pares la pandemia porque eso es muy simplista. Solo pido que los amaneceres sean más bellos, que los atardeceres los pintes más de morado y rosado, que los pájaros canten más fuerte en mi ventana para escucharlos cuando estoy debajo de mis sábanas en estado de bloqueo. Te pido que no dejes de cerrarme puertas cuando las cosas no me convienen y que me ayudes a reconocer cuando las cosas son para mi. Eso incluye a las personas. Te pido sobre todo que me des la fuerza y la inteligencia para tener siempre presente cómo cuidar a mi familia y mantenernos sanos. No te estoy pidiendo que los mantengas sanos. Te estoy pidiendo que me des a MI un poco de luz para ver bien y tomar las decisiones correctas. Yo soy inteligente, yo sé lo que esta bien y lo que no. Yo tengo sentido común, pero a veces lo pierdo.

Ahora mismo, Iván está hablando por teléfono con alguien de su trabajo, sobre lo difícil que es esto para muchos empresarios y le acabo de escuchar decir “gracias a Dios” a algo que le preguntaron. No se qué fue pero te tenemos presente.

Gracias a la vida por ponerme a vivir esto. Soy fiel creyente que en lo difícil está la verdad. Que estos momentos son los que nos hacen crecer. Imagínense salir sanos (mental y físicamente) de esta pandemia. Somos unos duros. Lo podemos hacer. Hagámosle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Recorriendo Panamá

Conoce lo bello de este país.

The Literary Bend

By Monique Sanchíz de Mihalitsianos

Panamá Housekeeper

¡Bienvenidos! Aquí te comparto tips de limpieza y cocina, anécdotas, recetas e información de nuestras capacitaciones.

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

Longreads

The best longform stories on the web

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: